Empresa

Termobrasa, fabricante nacional con 50 años de experiencia, es una de las empresas líderes del sector, distinguiéndose por la calidad utilizada en la fabricación de termo eléctricos, acumuladores con serpentín y bombas de calor para la producción de agua caliente sanitaria (ACS).

Misión

Diseñar y fabricar termo eléctricos, acumuladores con serpentín y bombas de calor para ACS con la tecnología adecuada y de calidad superior, buscando la satisfacción y obedeciendo a las necesidades de los clientes, basados en la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente y contribuyendo al incremento de la eficiencia energética de los edificios.

Visión

Ser una empresa de referencia en el mercado nacional y internacional por la calidad de los productos que fabrica y por su comportamiento con sus clientes, colaboradores y proveedores.

Valores
  • La dedicación al cliente;
  • Espíritu emprendedor y determinación;
  • Compromiso, transparencia y lealtad;
  • Sostenibilidad y respeto por el medio ambiente.
Artigo "Um caso de sucesso" - Suplemento Empresas & Negócios do Jornal de Notícias e Diário de Notícias

História

Termobrasa se fundó en 1970 con el objetivo de fabricar canalones y muebles de cocina metálicos. Sin embargo, la expansión en el sector de la construcción y el auge que provocó por la búsqueda de soluciones para el agua caliente sanitaria (ACS) llevó a la empresa a dirigir su producción a los termos eléctricos. Inicialmente fabricados en chapa de cobre, fueron inmediatamente distinguidos como la Elección Acertada por una prestigiosa revista de protección del consumidor.

Posteriormente, en los años 80, debido a una subida sin precedentes del precio del cobre, se negoció una transferencia de conocimiento con una empresa española que permitió a Termobrasa ser la primera empresa portuguesa en fabricar acumuladores de acero al carbono, presentando así un precio significativamente inferior al de la competencia, situación que le permitió reforzar su competitividad en el mercado nacional.

Sin embargo, las constantes exigencias impuestas por los consumidores llevaron a Termobrasa, a partir del año 2000, a realizar una gran inversión en máquinas y equipos, así como en la formación de sus colaboradores, creando las condiciones para que los termos eléctricos también pasasen a ser fabricados en chapa de acero inoxidable, ofreciendo así al mercado una nueva alternativa.

Paralelamente, Termobrasa continuó desarrollando nuevas competencias en el ámbito de las energías alternativas, comenzando a fabricar bombas de calor que han jugado un papel decisivo en la progresiva imposición de la empresa en un contexto internacional.

Siempre teniendo como pilar del crecimiento la satisfacción de sus clientes y la confianza que depositan en los artículos que compran, fue una prioridad para la empresa completar el proceso de certificación CE de todos sus productos, dando así un paso importante hacia una estrategia de internacionalización.

Actualmente, Termobrasa cuenta con instalaciones de fabricación en Avintes, en una superficie aproximada de 3.000 m².